31 oct. 2016

Supervivencia

 "La supervivencia es el combate ante uno mismo"

¿Y ahora que he perdido mi empresa y mi casa, no hay trabajo, y además tengo una familia con hijos que sustentar, qué hago? 

Lo primero que pienso es que entrando en pánico, desesperación o depresión, no seré capaz de solucionar ningún problema en esta vida .

Analizo mis necesidades, las priorizo, observo todas las posibilidades en las que, a partir de ese momento, me veré inmerso. ¿Qué he aprendido en estos años?, me pregunto. Sé trabajar, me han enseñado a no rendirme jamás, a ser fuerte, a siempre seguir adelante, a ser analítico, a ponerme a prueba constantemente. ¿Qué se me da bien? Analizar las situaciones y buscarme la vida. ¿Si pudiera hacer lo que me gusta, que sería? Vivir en la naturaleza como se vivía antes.
Así, de esta forma, nace SurvivalXtreme, un estilo de vida con forma de escuela de supervivencia, que pretende gritar con fuerza que no hay nada que con nuestras capacidades y fortalezas, valiéndonos de nuestra habilidad mental, no podamos proponernos y lograr.
En la escuela enseñamos lo determinante que resulta pensar cada acción que realizamos, porque cada una tiene unas consecuencias singulares. Tenemos que tener la capacidad de parar, respirar, pensar, para luego actuar. Aquí el aspecto psicológico gana enteros, pero sabemos que la preparación debe ir más allá. 
En situaciones de supervivencia extrema, salir adelante tiene que ver con entender nuestras necesidades y priorizarlas, jugando con nuestro entorno para aprovecharlo de la forma que más nos favorezca. Esto es perfectamente aplicable a nuestro día a día. Por eso digo: el problema no es el problema en sí, si no tu actitud ante el problema; dependiendo del enfoque que des a una situación en particular, variará tu forma de afrontarla. 
En Groenlandia estuvo a punto de morir después de que una placa de hielo se rompiera bajo sus pies.
Hasta el rescate, logró resistir 14 horas en un entorno helado totalmente empapado. Para superar esa situación, su mayor aliada fue su actitud, la mente. Gracias a su capacidad para el uso de la lógica, la creatividad y el autoconocimiento en situaciones límite pudo sobrevivir.
El que sobrevive no es el más fuerte ni el más listo, sino el que mejor se adapta, el que mejor sabe leer el entorno», explica.
El miedo es un gran aliado: «Es un mecanismo espectacular de supervivencia. Sin él, el ser humano no existiría, nos protege de los peligros». Pero manejarlo es fundamental: si no se domina, «puede bloquear. Haces un efecto túnel que consiste en ver solo las amenazas sin buscar soluciones.
«La gente relaciona dormir solo en la montaña con miedo. Yo siento relajación, disfruto de los sonidos de la noche, intento identificar qué animal los produce. O del sonido que produce el viento en un árbol. Me fascina mirar las nubes, flotando a diferente nivel. En la soledad de la montaña, hablando contigo mismo llegas a conocerte mejor».
 Carlos Vico Jiménez - Libro "Superviviente. El miedo bajo control". Lo perdió todo en la crisis y ahora enseña a otros a sobrevivir en entornos extremos
Fuente: elperiodico - survivalxtreme - abc

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...