29 may. 2012

Creación de cooperativas en red: un ejemplo

Esto es solo una historia que en los próximos meses puede ser una realidad. Crear una empresa, negocios, empleo, ... todo ello es posible. Todo depende de la fuerza que hace la unión entre las personas y la comunicación que permiten las redes sociales telemáticas, que aportan un gran valor de contacto entre personas emprendedoras y una unión muy positiva para la creación de valor.

 
 Aqui va esta futura historia de éxito: 

En un bar se reunieron 10 amigos a tomar unas cervezas. Eran chicos emprendedores que desde siempre quisieron montar alguna empresa. Ahora con el paso de los años algunos habían conseguido después de duros años de trabajo que les gustaba, otros en cambio no habían tenido tanta suerte y deseaban cambiar a un trabajo distinto de aquel en el que se veían obligados a desarrollar. Otros no tenían trabajo, pues la crisis aparecida en los últimos tiempos les había privado de un trabajo que desarrollar, fuese el que fuese.

Se propusieron crear una empresa, montar un bar en el que trabajasen aquellos de los socios que no disponían de trabajo en ese momento. El resto serían asiduos clientes, llevarían a sus amistades, además de aportar conocimiento, ayudar a mejorar el bar en sus múltiples facetas y recoger beneficios a fin de año.Así que se pusieron manos a la obra. Encontraron un local próximo a los domicilios de la mayoría. De esa manera se aseguraba el local una clientela continua. Además con el capital invertido, que fue de 100 euros cada uno, más las ayudas oficiales que consiguieron, arreglaron entre todos el local y en menos de 1 mes ya lo estaban inaugurando. 

El negocio fue un éxito, como no solo iban los socios, sino que también iban amigos de los socios, en poco tiempo hubo que ampliar y contratar a más gente. La gente que se contrataba a su vez se convertía en socia y con el capital aportado más los beneficios obtenidos se llevo a cabo la ampliación. Con el paso de los meses algunos de los amigos de los amigos de los socios demandaron un bar similar en una ciudad cercana. Los socios ni cortos ni perezosos hablaron con los amigos de los amigos y se unieron a este negocio y aquellos que no tenían trabajo fueron contratados para este segundo local. 
  
Se creo una cadena de locales. Así fue como al cabo de un año y gracias a que se fue mejorando la cadena de bares con las aportaciones de los socios, de los clientes, esta cadena de bar y el conjunto de socios se fue ampliando hasta ser 10.000 socios y disponer de 100 locales en todo el país.
El beneficio era evidente. Buena comida y bebida, ambiente agradable, daban trabajo a desempleados, los socios disponían de descuentos en las consumiciones y además obtenían beneficios.
Los beneficios obtenidos, fieles a sus principios, decidieron invertirlo en la creación de otros negocios que también les podía aportar ventajas, además de más beneficios.
Fuente: coopeople

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...