16 abr. 2012

Los nuevos recortes en educación

¿Hacia donde vamos con estas medidas en que se prima el ahorro a la inversión para crear profesionales cualificados?

Que mal lo debemos estar haciendo los docentes que nos han tomado mania y se está consiguiendo lo que se perseguia: ir desmontando las escuelas públicas para fomentar lo privado. Entiendo que haya que realizar ajustes en todas las áreas, pero el planteamiento del Ministro de Educación supone una vuelta a una educación saturada, donde será imposible atender adecuadamente al alumnado.

El Ministerio de Educación pretende ahorrar 3.000 millones de euros, según lo anunciado la semana pasada. Pero a costa de graves perjuicios para la enseñanza en su conjunto.

Entre las medidas que ha tomado el Ministro están:
  • La modificación de las ratios de alumnos previstas en la Ley Orgánica de Educación (LOE), que se ampliarán hasta un 20% en Primaria y Secundaria Obligatoria, que, con la excepcionalidad recogida en el artículo 87.2 de la LOE, hará que se llegue a los 33 alumnos por clase en Primaria y a los 40 en la ESO, una medida pensada, sin duda, para justificar el cierre de unidades en estos niveles obligatorios. Como se ve que el señor ministro nunca ha estado en una clase rodeado de 40 adolescentes, es casi imposible que las clases se desarrollen adecuadamente
  • Lógicamente, este incremento obedece a la decisión del Gobierno de reducir drásticamente el número de docentes. De hecho desaparecerán 100.000 profesores, lo que constituye una verdadera tragedia para miles de jóvenes titulados que no podrán acceder a la docencia durante años. De esta manera, retrocederemos a las aulas masificadas de los años setenta y ochenta.   
  • La medida de cubrir solamente las bajas docentes que sean inferiores a los diez días lectivos con los propios recursos del centro afectará negativamente a la calidad de la enseñanza y tendrá graves repercusiones de cara a la Selectividad, generando además una desorganización en los propios centros. En las zonas rurales desaparezcan escuelas con nueve alumnos o menos y  hasta Centros Rurales Agrupados, lo que significará un mazazo a regiones demográfica y socialmente deprimidas.
  • Reducción de la oferta de modalidades del Bachillerato, con lo cual muchos alumnos se verán obligados a cursar los estudios que no desean  o trasladarse a otra población en el caso de que su centro más próximo no les oferte la modalidad que quieran cursar. 
  • En cuanto al profesorado, el recorte supondrá un retroceso histórico en sus condiciones laborales, al aumentar el horario lectivo mínimo semanal del profesorado a 25 horas en Infantil y Primaria y 20 en Secundaria. Es obvio que con esta medida se pretende aumentar la carga horaria de los docentes en unas aulas con más alumnado y en las que no se podrán impartir los programas de atención individualizada y de apoyo al alumnado con dificultades de aprendizaje. Con esta medida y las anteriores el incremento del fracaso escolar está garantizado. 
  • Anulación de los complementos retributivos del profesorado, de la que el ministro dijo que era coyuntural, desconocemos los detalles y su alcance. Se precisa de una mayor concreción para su análisis, ya que podría afectar a la consolidación de  nuevos sexenios o a la paralización de programas como el Plan de Calidad de Andalucía. 
  • No implantación de los nuevos currículos de los títulos de Formación Profesional hasta 2015. Uno de los elementos claves para tener una FP de calidad es que sus enseñanzas se actualicen permanente y periódicamente. De lo contrario, los responsables del Ministerio deteriorarán el buen nivel general de la actual Formación Profesional.  Sin una adecuada formación profesional poco se va a poder hacer para que los jóvenes encuentren un trabajo y para que España disponga de profesionales cualificados adaptados a los nuevos tiempos y entornos laborales.
 Fuentes: El Pais - Público - CC.OO. - El Mundo - ABC - El Periódico

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...